Acerca de

Manimak es un grupo mexicano-norteamericano integrado por Omar De la Tejera en el didjeridoo de Australia, Michael Kent Smith en el dulcimer y la guitarra de USA y Javo Sosa en batería y percusiónes de áfrica, USA y latinoamérica.
Sus instrumentos provienen de antiguas culturas musicales, que al fusionarse provocan una mezcla excepcional y única de sonidos orgánicos y ritmos éxoticos de diferentes culturas del mundo celta, africano y australiano, con un toque sudamericano.
Manimak: antigua palabra aborigen de Australia que significa algo bueno, cool, positivo e incluyente, demostrando que en nuestro mundo deberían de haber menos fronteras y más integración y suma de cuturas diferentes.
Orbitando entre el New Age, el Jazz y el World MusicManimak nos invita a sumergirnos en un mundo de atmósferas musicales a veces etéreas y a veces intensas, creando una energía contagiosa que enriquece el espíritu del público.
En sus presentaciones en vivo, el público termina sintiéndose parte de una nueva experiencia musical.


Omar De la Tejera, músico con más de 20 años de experiencia profesional y un
compromiso único con el Didgeridoo, instrumento descendiente de los instrumentos
rituales de tierras aborígenes del norte de Australia.
Su acercamiento al instrumento es con el mayor respeto a los guardianes de la tradición:
los aborígenes australianos de Arnhemland.
En 2014, creó y fundó el Festival y Encuentro Nacional de Didgeridoo y Trompeta Maya.
Ahora en su cuarta edición, cuenta con artistas provenientes de diferentes partes del
mundo como Austria, Hungría, USA, Argentina, Colombia y Brasil, entre otros.
Este Festival es un espacio donde varios artistas de México y el resto del mundo
encuentran un eje de comunicación a través del didgeridoo en nuestro país, reconociendo
el crecimiento que el instrumento tiene en México.
Gracias a su experiencia internacional, Omar también organiza eventos independientes y
festivales de Didgeridoo en distintos foros de México con artistas provenientes de
diferentes partes del mundo. Entre ellos está el Festival TJridoo en Tijuana, BC.
Además de ser miembro fundador de Manimak, Omar tiene otros proyectos musicales
como el grupo Didge Kong, el Ensamble Hamunaptra (con la flautista Aura Rascón, el
violista Alfredo Cervantes y el guitarrista Santiago Serrano), el grupo Yatra (con el
didgeridista Alfonso Messer), y el dueto HeHonk (con Jonathan Martinez).
Omar está construyendo un puente continental de didgeridoo entre México y otros países
como Estados Unidos, Colombia, Perú, Argentina, Brasil, Austria y Hungría.
Recientemente tocó con Manimak en la Embajada de Australia, inciando así una nueva
aventura musical que une los lazos de México con Australia a través del sonido mágico
 

Javo Sosa Palacios lleva una carrera activa como baterista y percusionista, compositor, productor y maestro con más de 30 años de experiencia en escenarios internacionales.
Su pasión por la música y el ritmo lo han llevado a hacer innumerables giras por todo USA, Africa, Europa, Japón, Latinoamérica, y Canada.
Fue baterista de Maldita Vecindad, con quienes hizo giras por todo USA y México y grabó varias canciones. Tocó con Eduardo Palomo en el prestigioso Festival Viña del Mar (1995), ante 50 mil personas.
Ha tocado en escenarios importantes como el legendario Fillmore West de San Francisco y varios House of Blues (Chicago, Las Vegas, Los Angeles, Anaheim y San Diego), además de el Universal Amphitheater en Hollywood, CA.
Tocó ante más de 60 mil personas en el Festival Vive Latino (2004), en el escenario principal.
En 2007 hizo una gira por París, Roma, Milán, Parma, Mali y Burkina Fasso en Africa Occidental.
Esta aventura inspiró a Javier a iniciar su propio proyecto de World Music llamado “El Pulso de la Tierra”, próximo a editarse en CD en forma independiente.
Grabó una batucada con tambores brasileños para el tema del mundial de Brasil 2014, para TV Azteca.
En el Teatro de la Ciudad de México fue invitado a tocar Djembé con Fatoumata Diawara, la nueva voz de Africa.
Es baterista de la guitarrista-cantautora Eljuri de Nueva York, con quien ha hecho varias giras.
Recientemente ha tocado para las embajadas de Sudáfrica y Australia, en eventos privados.
Su más reciente aventura musical es Manimak, con quienes estará de gira proximamente y en donde incorpora una fusión de ritmos africanos y latinoamericanos usando principalmente el Djembé y la Conga, así como la batería.

Michael Kent Smith, artista exclusivo de Heart Dance Records, es un compositor e intérprete que usa las guitarras junto con la computadora y la electrónica, además de una variedad de instrumentos folclóricos como el dulcimer, para tejer composiciones vívidas que mezclan jazz, clásico, folk, celta y música de España, donde radicó y estudió durante un tiempo.
Ha hecho giras por Europa, México y Africa y se ha presentado regularmente en USA, en lugares importantes como el Kennedy Center en Washington D.C. y el Chicago Cultural Center.
En México, ha participado en el Festival Cervantino de Guanajuato, Festival Internacional de World Music y Festival Internacional de Guitarra en Zihuatanejo.
En 2007 hizo una gira con la Caravana Tom Sank que lo llevó a París, Roma, Milán, Mali y Burkina Fasso.
Entre otros galardones, Michael obtuvo “Solista Sobresaliente” en el prestigioso Midwest Jazz Festival. Fue seleccionado como finalista de la categoría de Blues en el concurso “Yamaha Six String Theory” (2011) y fue elegido Mejor Guitarrista de Chicago en 1989.
Ha editado tres CD’s : “After the Harvest” (re-editado en 2017 por Heart Dance Records), Beauty Without Warning (2005) y “La Esperanza Sigue” (2010). Acualmente se encuentra promoviendo “After the Harvest” con varias giras internacionales.
Recientemente se presentó en la Embajada de Australia con Manimak, ante diplomáticos de dicho país en México.
Michael es también un pintor y hace grabados, y su trabajo puede apreciarse en las portadas de todos sus CD’s.
Como educador tiene más de 20 años de experiencia dando clases en forma particular, así como grupos, master class y clínicas. Actualmente da clases en línea, usando el video como la herramienta pedagógica de nuestros tiempos.